martes, 20 de junio de 2017

Entrevista a Diana Repeto García

Diana Repeto García, coeditora científica, junto a Alberto Ramos Santana, del libro Poder, Contrapoder y sus representaciones, ha tenido la cortesía de contestar algunas preguntas sobre la obra para La UCA en Tapas.

La UCA en Tapas. ¿Cuándo surgió tu implicación con los Encuentros de la Ilustración al Romanticismo, y cómo ha ido evolucionando esta relación a lo largo del tiempo?

Diana Repeto. Aparte de mi asistencia a varios de estos encuentros y puntual intervención como ponente en alguno de ellos, mi implicación directa comienza en la XI convocatoria celebrada en mayo de 2002. En esa ocasión formé parte del Comité de Organización junto a Alberto Ramos Santana y José Marchena Domínguez, actuando como secretaria del mismo. Eso me permitió participar de lleno en la planificación y puesta en marcha de los Encuentros de la Ilustración al Romanticismo que tan larga tradición tienen en nuestra universidad. Luego he seguido muy de cerca cada una de sus celebraciones, hasta que de nuevo, pese a no ser integrante del Comité Científico, como miembro del Grupo de Investigación Esteban Botelou, participo en la planificación del XVII Encuentro compartiendo la coordinación del mismo así como la publicación de las actas resultantes con Alberto Ramos Santana.
LUT. ¿Cómo ha sido el balance del XVII Encuentro, del cual surge Poder, contrapoder y sus representaciones?
DR. Personalmente el balance que hago es muy positivo, la participación fue muy alta y la receptividad de los asistentes resultó muy gratificante, ambos aspectos confirmaron el interés suscitado por el tema puesto en discusión en esta ocasión.
LUT. Qué destacarías de la experiencia de coordinar una obra con un contenido interdisciplinar, y cuales han sido los principales problemas de tal experiencia.
Diana Repeto
DR. Yo creo que el trabajo multidisciplinar es una de las principales cualidades de estos Encuentros. Es el elemento que dota de singularidad al tradicional formato de congreso científico, dotando de una enorme riqueza sus resultados. El mayor problema que presenta, es a un tiempo su mayor virtud, y es que te obliga a plantear preguntas para las que no hay una solución unívoca y definitiva.
LUT. Háblanos de las principales aportaciones de esta publicación, que hacen imprescindible su lectura.
DR. Esta edición ha sido para mí una fuente constante de aprendizaje y recomiendo su lectura a todos aquellos que deseen adentrarse en el concepto de poder y sus representaciones, así como en las formas que reviste su revés: las representaciones del contrapoder. Es un buen punto de partida, siendo consciente de que aún queda mucho por investigar y poner de relieve en cuanto a las grietas en las que, silenciosas, se van gestando las formas de contrapoder que desde tiempos inmemoriales han logrado transformar la historia hasta nuestros días.
LUT. Cuéntanos cómo va la preparación del siguiente XVIII Encuentro, que se celebrará próximamente.
DR. En esta ocasión, no participo en la organización, puesto que la coordinación de los Encuentros rota por los grupos de investigación a los que pertenecen los integrantes del Comité Científico, pero para todos aquellos que estén interesados, este año, entre los días 24 a 26 de octubre se celebrará la próxima convocatoria bajo el tema “Del territorio al paisaje: construcción, identidad y representación”.
LUT.  ¿Cómo ha sido trabajar en el sello Editorial UCA.
DR. No es mi primera colaboración con ellos. Ya en 2013 vieron la luz las actas del 63º Congreso de la Asociación Internacional de Parlamentarismo (ICHRPI), celebrado en Cádiz en 2012, y que tuve la suerte de editar bajo el título Las Cortes de Cádiz y la Historia Parlamentaria. Tanto entonces, como ahora, mi experiencia ha sido muy gratificante resultando un trabajo en equipo eficiente y profesional.